Lana merina: la solución artesanal para el frío con siglos de historia

La lana merina es una materia prima que en la provincia de León ha contado históricamente con una industria para obtener lo mejor de ella. Es la conocida artesanía textil del Val de San Lorenzo, donde la llamada lana merino es usada para elaborar prendas de abrigo «calentinas» y muy bonitas.

Sea en forma de mantas, calcetines, bufandas o patucos, la lana merina es el tejido que mejor protege del frío y la artesanía leonesa para trabajarlo la que de forma más excelente aprovecha sus características.

Lana merina del Val de San Lorenzo: tradición con mucho futuro

Con vistas al solemne monte Teleno, en las cercanías de Astorga, se encuentra el Val de San Lorenzo. En esta zona, conocida también por sus chacinas y jamones curados, podemos encontrar todavía viva una industria textil artesanal. Es la lana merina o lana merino del Val de San Lorenzo, conocida en toda España por su insuperable calidad y el buen gusto de sus alegres diseños.

Se trata de una zona productora que en el pasado vivió tiempos mejores. Pero aunque en cantidad hay disminuido, el producto que fabrican sigue teniendo unas características que lo convierten en todo un objeto de deseo.

Pocas cosas tientan más sobre un sofá que el abrigo de una manta de lana merina del Val de San Lorenzo (por ejemplo para pasar la velada en una casa rural en El Bierzo).

Trabajo artesanal en mantas, calcetines, bufandas… ¡y también patucos!

Coloridos por fuera y calentines por dentro, ¿qué son? Sin duda, calcetines de lana merino del Val de San Lorenzo. Pero también patucos, con los que proteger del frío a los más pequeños.

Añadidos a toda una colección de bufandas de lana merina sobrias, alegres, divertidas, formales… pero sobre todo: muy abrigosas, junto a las mantas de lana merino conforman una colección harto deseable.

El trabajo artesanal en estas prendas consigue obtener de esta gran lana su mejor cualidad, la de ser un potente abrigo para el frío. Con las mismas técnicas que se llevan usando desde hace siglos, este producto artesanal asegura lo que los leoneses llamamos «el calorín» que a veces tanta falta hace.

Si a esto añadimos la variedad de diseños y coloridos para todos los gustos, no nos quedará otra que reconocer que los productos de lana merina son un regalo con el que es imposible no acertar.

Prendas para calentar y proteger una tradición artesana que merece la pena conservar

Las prendas de lana merina del Val de San Lorenzo son de una calidad superior a otros equivalentes porque mantienen las formas artesanales de producción. Estas van manteniéndose hoy por hoy, gracias a la calidad que alcanzan sus productos.

La fama nacional del Val de San Lorenzo es una marca de garantía con la que pocas formas de producción artesanal de las que perviven en España se pueden comparar.

Conclusiones

El Val de San Lorenzo mantiene una modesta, en cantidad, productos como los que ofrecemos. Pero todos ellos son símbolos de un saber hacer de siglos que sobrevive, y bien, invierno tras invierno.

Para nosotros, en La Moncloa de San Lázaro, es un privilegio poder contar en nuestras cercanías con una actividad económica sin parangón en casi toda Europa. Y, asimismo, un deber su comercialización al mejor precio.

Son productos que no podían faltar en una colección de lo mejor de toda la zona. La fama de la lana merino o lana merina y del Val de San Lorenzo está ya inscrita en los libros de historia.

Ahora bien, sirviéndote de estas ofertas para acertar en tus regalos o disfrutar uno mismo del calor que aportan estas prendas, conseguimos entre todos que económicamente una apuesta por la tradición y la calidad sin igual siga cada año dándonos nuevas muestras.

 

Lana merina: la solución artesanal para el frío con siglos de historia

La lana merina es una materia prima que en la provincia de León ha contado históricamente con una industria para obtener lo mejor de ella. Es la conocida artesanía textil del Val de San Lorenzo, donde la llamada lana merino es usada para elaborar prendas de abrigo «calentinas» y muy bonitas.

Sea en forma de mantas, calcetines, bufandas o patucos, la lana merina es el tejido que mejor protege del frío y la artesanía leonesa para trabajarlo la que de forma más excelente aprovecha sus características.

Lana merina del Val de San Lorenzo: tradición con mucho futuro

Con vistas al solemne monte Teleno, en las cercanías de Astorga, se encuentra el Val de San Lorenzo. En esta zona, conocida también por sus chacinas y jamones curados, podemos encontrar todavía viva una industria textil artesanal. Es la lana merina o lana merino del Val de San Lorenzo, conocida en toda España por su insuperable calidad y el buen gusto de sus alegres diseños.

Se trata de una zona productora que en el pasado vivió tiempos mejores. Pero aunque en cantidad hay disminuido, el producto que fabrican sigue teniendo unas características que lo convierten en todo un objeto de deseo.

Pocas cosas tientan más sobre un sofá que el abrigo de una manta de lana merina del Val de San Lorenzo (por ejemplo para pasar la velada en una casa rural en El Bierzo).

Trabajo artesanal en mantas, calcetines, bufandas… ¡y también patucos!

Coloridos por fuera y calentines por dentro, ¿qué son? Sin duda, calcetines de lana merino del Val de San Lorenzo. Pero también patucos, con los que proteger del frío a los más pequeños.

Añadidos a toda una colección de bufandas de lana merina sobrias, alegres, divertidas, formales… pero sobre todo: muy abrigosas, junto a las mantas de lana merino conforman una colección harto deseable.

El trabajo artesanal en estas prendas consigue obtener de esta gran lana su mejor cualidad, la de ser un potente abrigo para el frío. Con las mismas técnicas que se llevan usando desde hace siglos, este producto artesanal asegura lo que los leoneses llamamos «el calorín» que a veces tanta falta hace.

Si a esto añadimos la variedad de diseños y coloridos para todos los gustos, no nos quedará otra que reconocer que los productos de lana merina son un regalo con el que es imposible no acertar.

Prendas para calentar y proteger una tradición artesana que merece la pena conservar

Las prendas de lana merina del Val de San Lorenzo son de una calidad superior a otros equivalentes porque mantienen las formas artesanales de producción. Estas van manteniéndose hoy por hoy, gracias a la calidad que alcanzan sus productos.

La fama nacional del Val de San Lorenzo es una marca de garantía con la que pocas formas de producción artesanal de las que perviven en España se pueden comparar.

Conclusiones

El Val de San Lorenzo mantiene una modesta, en cantidad, productos como los que ofrecemos. Pero todos ellos son símbolos de un saber hacer de siglos que sobrevive, y bien, invierno tras invierno.

Para nosotros, en La Moncloa de San Lázaro, es un privilegio poder contar en nuestras cercanías con una actividad económica sin parangón en casi toda Europa. Y, asimismo, un deber su comercialización al mejor precio.

Son productos que no podían faltar en una colección de lo mejor de toda la zona. La fama de la lana merino o lana merina y del Val de San Lorenzo está ya inscrita en los libros de historia.

Ahora bien, sirviéndote de estas ofertas para acertar en tus regalos o disfrutar uno mismo del calor que aportan estas prendas, conseguimos entre todos que económicamente una apuesta por la tradición y la calidad sin igual siga cada año dándonos nuevas muestras.