Los productos de la gastronomía de León y El Bierzo cuentan con un gran renombre en toda España. Seguramente ya habías oído hablar de ellos.

Pero si tienes curiosidad por saber por qué esto es así y por cómo llegar a disfrutarlos preparados y cocinados de la mejor manera, nos gustaría compartir contigo una serie de propuestas.

Todas ellas tienen que ver con productos típicos de León, que, como verás, tiene una oferta variada y para todos los gustos.

Simplemente hemos hecho un pequeño resumen, sin ser exhaustivos. Hemos recogido, como no podía ser de otra manera, los imprescindibles de la región, tales como la cecina, ese manjar típico de León; o el botillo de El Bierzo, una joya de la gastronomía que es cada vez más afamado en toda España, pero que sigue siendo necesario conocer in situ en su comarca para disfrutarlo en su más perfecta preparación.

Pero es una lista muy completa en la que no faltarán sorpresas que quizás nunca pensaste que ibas a encontrar en León…

La garantía de La Moncloa de San Lázaro será siempre la de ofrecer estos productos en el pico máximo de su calidad y con el tino único que damos con nuestras preparaciones, porque nuestro compromiso es con nuestros clientes y también con nuestra tierra, de la que queremos mostrar la mejor de sus caras.

Así, nuestros visitantes se llevan el mejor recuerdo de este territorio privilegiado sobre y para el que tenemos la suerte de trabajar.

 

Los productos típicos de León más sabrosos

León se caracteriza por una gastronomía tradicional potente, de duro invierno, que sus cocineros han sabido adaptar y evolucionar mediante las culinarias artes para hacer de ella un ensueño para el paladar las cuatro estaciones del año.

En este destino, las pausas de la comida son en verdad la mejor parte de las vacaciones para los visitantes, que se descubren ojipláticos desde que se sirve el pan y los entrantes.

La enorme cesta de la húmeda huerta leonesa suaviza los platos más contundentes y las frutas dulcifican y refrescan con su aporte de manjar alguna que otra receta.

Comer en León es el premio al apetito más rústico y latente.

Rememora el gusto del presente que se sirve al viajero cansado, al montañero perdido, al peregrino a Santiago que ruega reconforte. León, tierra de alegrías, «presta» («gusta», «es agradable» en el dialecto local) a la mesa con una innumerable lista de productos de la que te señalaremos algunos de los más conocidos.

Y si te quedas con ganas de más, siempre puedes pasarte por la tienda de la Moncloa de San Lázaro, donde encontrarás algunos de los productos típicos de León.

productos tipicos de leon

La Tienda de La Moncloa de San Lázaro

Cecina: (sólo) de León

Este producto típico de León es irrepetible. Un manjar que sólo podía producirse en León dada sus características climáticas.

La cecina es el equivalente al jamón de cerdo, pero en la anatomía de la vaca. Esta se seca y se cura (como se hace con la patina del «gochu») para obtener el corte oscuro, sabroso y ligeramente salado que la caracteriza.

Y del mismo modo que el jamón requiere, para secarse, de climas secos (Salamanca, Extremadura o ciertas zonas de Huelva, curiosamente en lo que fue la expansión histórica del Reino de León), así le ocurre a la cecina. El problema es que para obtener el producto hace falta un clima muy húmedo capaz de alimentar ganado bovino.

En León se da la peculiaridad de existir zonas húmedas, frondosas, verdes, irrigadas por arroyuelos y regatos en la que pacen serenas cientos de vacas… al mismo tiempo que cuenta en otras áreas, como las circundantes al místico monte Teleno al que cantaron en su poesía los Panero, en la comarca de la Valduerna, entre otras, con el frío seco y duro de montaña hace posible la curación del embutido.

La cecina es de León porque en ninguna otra zona se podría obtener una calidad suficiente de carne de vacuno criada sobre pastos verdes y húmedos y trasladarla a espacios fríos y secos en la que curarla.

Por eso la cecina es el producto que más curiosidad despierta al visitante y uno de los ingredientes que pueden encontrarse en cualquier carta en un restaurante leonés.

Sencillamente, con queso y aceite, como en una tabla de entrantes que disfrutar en La Moncloa de San Lázaro, o también en un revuelto con pimientos.

La cecina, sin eclipsar al resto de platos típicos de León, se reserva para sí el estatus de producto endémico que, en verdad, solo se puede disfrutar, auténticamente, en esta zona de este viejo Reino.

 

Morcilla de León: un producto típico, único y delicioso

Tiene por base la cebolla. La otra, la de arroz, es la de Burgos. Puedes crear conflicto o incluso una escalada bélica entre ciudades o entre algunos puristas sin confundes conceptos.

El mejor consejo: cuando estés en Burgos, diremos que es mejor la de Burgos; y cuando vayamos a León, diremos la verdad ;).

Se trata de un embutido tradicional hecho, como decimos, con cebolla y con la sangre del cerdo (el «gochín», «gocho» o «gochu» bajo sus nombres habituales en la región), lo que a veces resulta incómodo de pensar a algunos visitantes.

Es un producto delicioso, muy ligado a la cultura de la matanza, que ejemplifica el famoso dicho de que del cerdo se aprovecha todo.

Una manera espectacular de disfrutar este producto típico de León, es tal y como la preparamos en La Moncloa de San Lázaro, acompañada de unos huevos de corral y algo de buen pan.

Será un viaje en el que podrás descubrir la cecina a la vez que te retrotraes a los tiempos en los que los huevos sabían a huevo y el pan sabía a pan…

 

Chorizo de León: para todos, el mejor embutido del mundo

El pimentón es un invitado constante en la mesa leonesa, y el chorizo, su más elegante portador.

Cuando se come en tierra leonesa, es habitual recurrir a unos entrantes en los que, también con la cecina de la que antes hablábamos, se nos sirva el chorizo con más fama de España.

Las marcas lo imitan, buscando venderse ligándose a este origen geográfico, pero sólo en la provincia de León podrás disfrutar del chorizo tradicional, rojizo pero no necesariamente demasiado picante y, eso sí, siempre sabroso.

Además de en las tablas de entrantes, se puede degustar, también, escaldado con patata cocida, por ejemplo, tal y como lo preparamos en La Moncloa de San Lázaro en una receta que utiliza el vino de Mencía (típico de El Bierzo) para conseguir un sabor inimitable en ninguna otra parte.

Imagina disfrutar de algunos de estos magníficos productos típicos de León en nuestro maravilloso patio.

platos tipicos de leon

El Patio de La Moncloa de San Lázaro

Cordero de León: muy tradicional, poco conocido

Aunque no tan publicitado como sus primos de Castilla, el cordero de León es una carne sana y ligera que se obtiene de grandes rebaños que pacen por toda la provincia.

La zona de la Valduerna fue, de hecho, un centro de actividad industrial ligado al trabajo textil con lana.

Es una delicia en sus chuletas de palo y pierna o como ingrediente principal de un buen asado. Para disfrutar de este producto típico de León es su máxima expresión, nada mejor que bañarlo en vino Godello, la variedad de uva blanca típica de El Bierzo.

 

Platos de pescado: disfruta de las sabrosas recetas de interior

Para quien evite los excesos carnívoros, recurrir a la pesca puede ser una salida interesante.

La provincia de León no tiene acceso al mar, pero es típico en la carta tener un buen plato de bacalao, como el llamado «de cuaresma» (en referencia a la época del año en la que, por motivos religiosos, antiguamente se prohibía a la población comer carne), o probar la delicia del congrio a la berciana.

Los ríos de la zona son ricos en piezas y no es mala idea embucharse un buen plato de truchas (acompañadas en su guarnición de un producto estrella de la huerta berciana como es el pimiento).

 

Botillo del Bierzo: la joya de la comarca

El rey de la gastronomía local, el manjar en torno al que pivota toda una identidad comarcal, la de los bercianos, orgullosa de su plato estrella: el botillo.

El botillo es un cuerpo de tripa relleno de costilla, paleta y rabo de cerdo troceadas y adobadas que protagoniza con contundencia un cocido de garbanzos, chorizos y repollo cuya imagen es el bodegón más conocido de la mesa en El Bierzo.

Es un plato que se come en las casas de El Bierzo en las grandes fiestas, siendo un reclamo para el visitante que quiere conocerlo en su preparación tradicional.

Disfrutar de este manjar de nombre divertido y aspecto peculiar es una de las experiencias que los viajeros que llegan al oeste de la provincia de León no deben dejar escapar.

Se suele servir para varios comensales y así comerlo compartido, construyendo cada cual en su plato el equilibrio entre las sazonadas carnes y el garbanzo y el repollo, que se cuecen juntos para que obtengan un punto de “saborín” que los convierte en algo delicioso por sí mismos.

Es un plato fuerte, que viene bien tomarlo acompañado de un vino de la tierra que eche una mano para digerirlo.

Comer botillo en El Bierzo es un ritual para el que en La Moncloa de San Lázaro ponemos la mejor calidad en los productos y el más refinado mimo en la preparación, de cara a que nuestros visitantes puedan conocer el plato estrella de toda una comarca y obtener una inmejorable impresión sobre esta tierra.

Para disfrutar al máximo de esta fantástica región, en este artículo te mostramos los lugares con más encanto que ver en El Bierzo.

comida tipica de leon

Botillo en La Moncloa de San Lázaro

Empanada de batallón: la típica de El Bierzo

La empanada de batallón es la empanada típica berciana.

Se caracteriza porque se añade vino blanco en la preparación de la masa y porque el interior contiene chorizo, patata, acelga y en ocasiones también ternera.

Es uno de los platos más importantes de la gastronomía en El Bierzo, aunque no sea tan peculiar como el botillo al tener un perfil más común con la carta de otras zonas. 

En El Bierzo, la empanada se caracteriza por ser muy sabrosa y poder servir como plato único, aunque lo normal es tomarla en porciones moderadas como entrante para que se pueda probar sin llenarse y a continuación disfrutar de otros platos; aunque también es habitual elegirla como primero.

La combinación del verde de la acelga con el rojo del pimiento le da un colorido característico y la textura que aporta la patata local la hace inconfundible.

Para descubrir más sobre El Bierzo, puedes echarle un vistazo a este artículo sobre los 13 pueblos del Bierzo que tienes que ver antes de morir.

 

Lacón con pimientos: el matrimonio mejor avenido

El pimiento asado de El Bierzo cuenta con un indicativo de denominación geográfica protegida que busca proteger este producto y la forma de preparación tradicional para que el consumidor pueda encontrarla sin problemas.

El pimiento se cultiva en El Bierzo como un preciado bien y se consume muchas veces solo, con no más que aceite y sal que disparan lo sabroso de sus gruesas tiras.

Pero como puede degustarse el pimiento de El Bierzo en la plenitud de su expresión de sabor y textura es en el típico plato de lacón con pimientos.

Este plato típico de León, sencillo en la preparación cuando se sabe contando con ingredientes de primera calidad, es una ración que es posible encontrar en cualquier restaurante leonés.

El lacón, de cerdo, se combina con el pimiento grueso y rojo típico de la comarca en la sinergia de un sabor característico del que suele gozarse como entrante, para compartir, aunque también es habitual encontrarlo como primer plato de un menú.

comidas tipicas de leon

Lacón con pimientos en La Moncloa de San Lázaro

Por último: los vinos también son productos típicos de León

La provincia de León cuenta con dos denominaciones de origen vinícolas: la D.O. Tierras de León y la D.O. Bierzo. Contamos por ejemplo con el vino de nuestra casa D2.

Lo habitual es disfrutar de una u otra según la zona en que uno esté, aunque sea mucho más raro beber vino del resto de la provincia en El Bierzo, donde la preferencia profesional y popular suele decantarse por el caldo local.

La D.O. Bierzo tiene la peculiaridad de ser una de las pocas, si no la única junto a su hermana D.O. Valdeorras, que utiliza el tipo de uva mencía.

Esta peculiaridad ha hecho sobresalir a los vinos de El Bierzo en guías y premios del mundo especializado enológico.

La mejor forma de probarlos, claro está, será siempre acompañando una comida típica de León, donde se puede disfrutar de una combinación a la que asiste el sufragio de los siglos.

Llevado al paroxismo, el tinto mencía se realiza de un modo único en su maridaje con el botillo de El Bierzo, cuando ambos productos se mejoran el uno al otro en una lucha de tonos rústicos, arcaicos, profundos, que procura al comensal el ensayo último de una gastronomía de interior provista de ancestrales destellos.

 

Concluyendo: la mesa leonesa, un festival incomparable de alimentos

León es una tierra donde las condiciones se ponen al servicio del hombre para que del trabajo surja un abanico de productos gastronómicos al que es difícil encontrarle, en densidad, un territorio que aguante la comparación.

Por eso, la mesa leonesa es variada, alegre, de calidad y buen gusto, con ingredientes únicos y siempre tendiendo a la mezcolanza más sabrosa.

En León, los viajeros pueden encontrar una región con verdadera autonomía gastronómica que sin dejar de reinventarse sabe respetar las tradiciones que la han convertido en uno de los destinos preferidos por el turista que busca la calidad y la serenidad de la buena mesa.

En el caso particular de El Bierzo y de La Moncloa de San Lázaro, esa responsabilidad de ser el escenario en el que nuestros visitantes se sientan a conocer los productos típicos de León que hacen célebre a esta querida tierra, nos empuja conseguir niveles de calidad en el producto y de excelencia en la preparación que nos permitan seguir siendo el mejor ejemplo de la cocina tradicional leonesa para todos aquellos que vienen a nosotros a conocerla.