Chiribí… poropopopó… ¡vamos a la playa, calienta el sol! ¡Bienvenido o bienvenida a El Bierzo! Welcome to The Shire! Y sí: aquí también calienta el sol en el veranito, ¿qué te pensabas?

Esta comarca tiene su propio microclima, de ahí esa huerta maravillosa y esa vegetación… y también unos julios que… ¡tela marinera!

Pero no pasa nada porque con un chapuzón en la playa en un pispás entonaremos jubilosos eso de «ay, ¡qué fresquín ya me hallo!». ¿No lo sabías? En El Bierzo también tenemos playa. ¡Cómo que qué te estoy container?

¡Las playas fluviales del Bierzo! Con hache-dos-oes cristalinos, puros, virginales; limpias y sanas como el contenido de las botellas de agua mineral!

Numerosas zonas de ribera del gigantesco valle del Sil que es la olla berciana están equipadas y preparadas para el baño en el verano. Muchas con su socorrista preceptivo o preceptiva, sus escaleras de acceso, su merendero y su chiringuito; algunas, incluso, con mesas de tenis de ídem o su pista de bádminton o volleyball.

Son nuestras playas fluviales: los espacios de ocio y esparcimiento estival de los que te queremos hablar hoy: las mejores playas fluviales de El Bierzo, cuya calidad certifican los informes cylenses que les dan cada año su aprobación (o no).

En cada quiebro de nuestros ríos hay una poza donde el senderista puede poner sus pies al fresco remojo, pero una playa fluvial es mucho más que eso. Se trata de instalaciones preparadas para que puedas pasar una tarde agradable, socializar, enfadarte con algún niño que te tire la cervecita de un balonazo… ¡lo típico!

Son la forma más natural de dejar que el calor se lo lleve la corriente. Eso sí: si vienes del Levante o del Sur… recuerda que la temperatura del agua será bastante diferente a la de las playas a las que estás acostumbrado o acostumbrada. No te preocupes: no está prohibido (en principio) usar neoprenos.

Prepara tu apretado speedo, tu bañador pirata de la adolescencia, tu burkini o tu último modelito de marca o de ocasión: nos vamos a la playa, sí: a las mejores playas del Bierzo. A pasar una tarde agradable y darnos un chapuzón que nos baje 10 o 12 graditos la temperatura del cuerpo.

Y por cierto… hemos hecho esta selección con mimo y buen humor: si por alguna razón te das cuenta de que falta alguna playa fluvial del Bierzo entre las mejores que no hayamos mentado, ¡dínoslo en la sección de comentarios! Estaremos encantados de conocer tu opinión a este respecto.

TOP 5 + 1 playas fluviales del Bierzo

Playa fluvial de Cacabelos

Nuestros visitantes en La Moncloa de San Lázaro suelen seguir nuestros consejos sobre qué ver en Cacabelos y, por tanto, terminan siempre acercándose hasta el bellísimo puente romano. Desde allí, todos los veranos, muchos se sorprenden de ver cómo los y las cacabelenses disfrutan de las tardes de verano… en la playa.

En Cacabelos, en verano, se celebra una fiesta del agua que tiene a la playa como protagonista, pero el resto de días esta instalación es un hervidero de actividad y diversión para toda la familia. En ocasiones, se permite el uso y disfrute de un trampolín (¡siempre con precaución!) y justo al lado hay una zona de columpios para los más pequeños.

En nuestra Palloza-Tienda tienes todo lo que necesitas si quieres hacer un buen picnic en la playa, incluyendo, claro está, cestas hechas a mano en las que llevar la merienda. ¡El complemento ideal que necesitan tus fotos en una de las mejores playas fluviales de El Bierzo!

Un chapuzón de tarde en las frescas aguas del Cúa puede ser un buen revulsivo para ir con ganas a por la cena en nuestro restaurante de La Moncloa de San Lázaro. Por si se te abre el apetito con la natación, puedes ir echándole un ojo a nuestra entrada sobre los productos típicos de León y el Bierzo.

Reserva Ahora en el Restaurante de la Moncloa

Cacabelos en verano cuenta con este atractivo, muy querido por todos sus locales y cada vez más cuidado. Si en tu visita a El Bierzo quieres tener esta playa para tus baños vespertinos, después de tus rutas de senderismo, por ejemplo, en La Moncloa de San Lázaro estaremos encantados de acogerte. Y si quieres echar un vistazo a la oferta hotelera de nuestra villa, no te pierdas nuestra entrada sobre los mejores hoteles de Cacabelos.

playas fluviales bierzo

 

Playa fluvial de Toral de los Vados en el Sil (y si quieres ir más allá, a la de Sobrado en el Selmo)

La playa fluvial del Bierzo es una de las más concurridas en el verano. La zona de baño es especialmente segura para los niños porque toma el agua del cauce del río para llenar una piscina donde el acceso es muy fácil.

Ya hemos quedado en que tenemos una buena cesta para el picnic, ¿no? Pues en la playa fluvial de Toral la zona de merendero es espectacular. En ocasiones, se permiten incluso hacer barbacoas… ¿te animas? Si no, puedes echar un vistazo y elegir entre los mejores restaurantes del Bierzo. Si tu plan es algo más sencillo, no dejes de llevarte a la playa unas cerezas en aguardiente para picar en la merienda. ¡Te sabrán a gloria cuando salgas del agua tiritando! Pero si vas a conducir, no abuses, por favor.

Comprar Cerezas en Aguardiente Caseras

Como comprobarás, hay muchísima marcha en la playa fluvial de Toral de los Vados. Y es que sus instalaciones son una delicia para ir con niños, por lo que gentes de toda la comarca se acercan a pasar el día por aquí. No es raro encontrar también compatriotas de la comarca hermana de Valdeorras, que queda a unos poquitos kilómetros.

Toral es una localidad por la que es muy agradable dar un paseo y tomar unos vinos. ¿Sabías quién es de aquí? ¡Alguien súper conocidísimo! ¡Pero literalmente «súper»!: el mismísimo Súper López; bueno, entiéndenos: su creador, Jan. Por ello, no te extrañe que, si ves el cartel anunciador de alguna fiesta próxima o pasada, la estética te recuerde a la de ese famoso cómic, porque el autor guarda mucha colaboración con su pueblo natal.

Desde Cacabelos, llegar a toral lleva unos 10 minutos en coche. Un paseín que te acercará a una zona de El Bierzo muy bonita, la de la confluencia del Sil con el Selmo, ya cerca de la entrada a Galicia.

Yendo por este afluente arriba, podemos llegar a Sobrado. Aquí también hay playa fluvial, pequeñita y acogedora, cristalina y gélida: ¡precisamente lo que estabas buscando! Y junto a la playa… un estupendo restaurante que tiene por especialidad el pescado de río. Puedes tomarte unas truchinas que llegarán al plato casi vivitas y coleando después de un baño que te hará llegar a la mesa casi hipotérmico y tiritando.

 

Playa fluvial de Molinaseca

Molinaseca no está seca. De hecho tienen una de las mejores fiestas del agua de la comarca y una de las playas fluviales del Bierzo más interesantes. Entre otras cosas, porque está situada junto al puente y crea una estampa muy bonita. En segundo lugar, por la profusión de nacionalidades que podrás encontrar chapoteando, dado que es una parada importante del Camino se Santiago.

Te hemos hablado ya de Molinaseca, por ejemplo al mencionarte los pueblos de El Bierzo que no te puedes perder. En verano, este municipio, cercano a Ponferrada, recibe a no pocos capitalinos que quieren quitarse «el calorón», ponerse las gafas de sol y sentirse urbanos y cosmopolitas disfrutando de la pose rural-contemporánea.

Oirás hablar en inglés, francés, italiano… eso a los peregrinos. Y podrás también escuchar a los ponferradinos decirte lo que ver en Ponferrada, con lo que lo podrás comparar con nuestras recomendaciones.

En Molina en verano hay lo que los bercianos llamamos «ambientazo»: gente joven y guapa por doquier y mucho extranjero exhausto con ganas de socializar. Después del baño te puedes dar un paseito por sus calles, que están sumamente cuidadas por los vecinos y la corporación municipal para hacer que el visitante tenga una experiencia estupenda y satisfactoria.

Tiene comunicación directa con Ponferrada, por lo que la recomendamos siempre y sin dudarlo a nuestros visitantes en La Moncloa de San Lázaro: porque está muy cerca y porque por su ambiente es una de las mejores playas fluviales de El Bierzo.

playas fluviales del bierzo

 

Playa fluvial de Balboa: el Woodstook galaico-astur-leonés

Para llegar a Balboa desde Cacabelos has de desviarte del Camino de Santiago en Ambasmestas y tomar una carretera con muchísimo encanto. Y de repente… encontrarás Balboa, un pueblo maravilloso, con pallozas, pasión por la artesanía y multitud de fiestas y festivales a lo largo del verano.

Y en el centro de todo este teatro de operaciones, se halla la playa, que acoge visitantes de Lugo, de los Ancares y de las montañas atraídos por su ambiente alternativo y colorido heredado del movimiento hippie con ese buen-buen rollo que lo caracteriza.

Balboa es un punto de encuentro para los amantes de la naturaleza, el ocio alternativo y ciertos estilos de música que un sábado cualquiera del verano desborda alegría, acordes y felicidad. Podrás pasar una tarde agradable, tomar algo en alguno de sus restaurantes (que, como nuestra tienda, están en una palloza) e incluso visitar las ruinas de su castillo, ahora mismo reducidas a un solemne torreón.

El municipio cuida con mimo su playa porque es toda una institución en muchos kilómetros a la redonda y todo el pueblo se vuelca en convertirse en un referente del noroeste en lo que ocio de fin de semana y de festivales se refiere.

Si este es «tu rollo» o si te apetece un viaje en el tiempo a los años ‘60 en la aldea de Astérix, con coloridos pantalones anchos de cáñamo, mujeres naturalmente en topless, niños con pelo largo y algún que otro perro simpático, las frescas aguas del Balboa hacen de esta una de las mejores playas fluviales de El Bierzo.

playas fluviales

 

Playa fluvial de Vega de Espinareda

Al igual que en Cacabelos, el río Cúa nos ofrece una de las mejores playas fluviales de El Bierzo y de toda el norte de España: la de Vega de Espinareda. Seguramente ya habías oído hablar de esta villa, por ejemplo cuando te hablamos de los pueblos que ver en Los Ancares. Pues si tu ruta de senderismo te ha dejado con ganas de hacer algo con tus pies que los devuelva a la vida… en esta playa tienes el tratamiento ideal e inmediato.

Está requetebien preparada, con zonas ajardinadas, de ocio deportivo, chiringuito… Vas a encontrar muchísima gente, pero gracias a su enorme extensión es muy cómodo que consigas tener cierto margen para construir tu zona de confort.

Llévate unas cartas, un juego de mesa, una botella de De2 como las que tenemos en nuestra Palloza-Tienda. Tienes todo el tiempo que quieras para disfrutar de julio y agosto, pues en El Bierzo atardece muy tarde y Vega está perfectamente comunicada por carretera con el resto de la comarca. Eso sí: si vas a conducir… ¡no bebas!

En la villa puedes echar un vistazo al Monasterio, toda una joya arquitectónica, en los descansos entre baño y baño. El agua, como te imaginarás, está… «fresquina», como decimos aquí; o «helada», cuando hablamos con metafórica sinceridad. El caso es que si necesitas darle a tu circulación sanguínea un reboot que te quite 15 años de encima, en Vega de Espinareda tienes una de las mejores playas fluviales del Bierzo para hacerlo.

No exageramos: este pueblo recibe en verano familias de todas partes de El Bierzo por la comodidad y el cuidado que encontrarás, cuando los visites, en estas instalaciones. Además, como te hemos dicho, es muy fácil llegar por carretera. Sí, sí: es el mismo río que en Cacabelos pero no puedes volver a La Moncloa de San Lázaro nadando… porque ni eres un rico salmón ni David Meca, que sepamos.

playas fluviales leon

Bonus track: El Lago de Carucedo

El origen de este lago está vinculado a las Médulas, la explotación aurífera imperial de la que te hemos hablado en lugares imprescindibles que ver en El Bierzo. La mecánica de esta instalación minera fue desplazando arcilla hasta taponar los riachuelos, y así nació este lago. Hoy en día, se mantiene. Y tras unos trabajos del Consejo Comarcal de El Bierzo, cuenta con chiringuito, aseos, accesos y pasarelas de madera que permiten pasear entre los juntos…

Al contrario que las playas fluviales de las que te hemos hablado anteriormente, el agua está más o menos calentita. Está bastante concurrido y es estupendo para pasar la tarde porque tiene unas puestas de sol impresionantes.

No son pocos los berciano que ocasionalmente se acercan a él, por lo que verás grupos grandes de jóvenes y de familias echando el rato. No te preocupes: hay suficientes plazas en sus alrededores para el aparcamiento.

Este espacio natural-artificial no es estrictamente una de las mejores playas fluviales de El Bierzo… pero es un lago en el que podrás echar unas brazadas o descansar, tal vez después de visitar las Médulas, para luego poder seguir navegando por El Bierzo.

 

Conclusiones

Hoy hemos elegido unas pocas playas fluviales del Bierzo (y un lago) sobre las que hablarte. Pero hay muchas más. Estas son algunas de las más concurridas, las mejor equipadas o las que tienen, por decirlo así, más carácter. ¡No te enfades si no hemos puesto tu favorita, al contrario: cuéntanoslo tú mismo o tú misma en los comentarios!

Nuestros visitantes estivales en la Moncloa de San Lázaro siempre pueden contar con el confort de nuestras instalaciones, tanto en el hotel como en La Casina de Terobe, nuestra casa rural a tu alcance. Pero si en su periplo por tierras bercianas se encuentran con ganas (¡y agallas!) para un baño, la comarca tiene una multitud de espacios acomodados para ello en la ribera de los muchos cauces que la vertebran.

Reserva una Habitación en la Moncloa

El Bierzo es una tierra de montañeros, senderistas, amigos de la arquitectura y el arte y de la buena gastronomía. Pero también, como puedes ver, de bañistas empedernidos que quieran conocer en sus condiciones más puras la relación con el líquido elemento.

¿Serás tú uno de ellos o ellas? ¿Te ves pidiendo que no esté helada mientras tanteas con el dedo gordo que no esté helada, autoconvencienciéndote para el salto, emergiendo, pleno de vida, a gritos?

Las mejores playas fluviales de El Bierzo te están esperando y recuerda que si llegaste sin ser lo suficientemente valiente para meterte… siempre puedes irte habiendo logrado serlo. Es cuestión de un salto, ese tan pequeñín que te separa de venir a conocernos a La Moncloa de San Lázaro para probar aquí la mejor gastronomía de El Bierzo y de León, coger las fuerzas que necesites… y lanzarte a sumergirte en El Bierzo.