fbpx

Todo lo que Necesitas Saber antes de Visitar la Herrería de Compludo

compludo herreria

El Bierzo es una comarca llena de tesoros y uno de ellos es la herrería de Compludo. El origen de esta pieza de ingeniería no está del todo esclarecido pero, en el presente, a día de hoy, se puede ver funcionar todavía en marcha. Ese es el gran atractivo de este lugar de la comarca que visitan cada año tanto turistas como los propios locales.

Como no podía ser de otra forma, desde La Moncloa de San Lázaro siempre recomendamos a quienes nos eligen para su estancia en El Bierzo acercarse a conocer la herrería de Compludo.

moncloa

Este lugar mágico es ideal para visitar con niños. De hecho, es de esos emplazamientos tan especiales que hacen que los adultos nos hallemos como si hubiéramos vuelto a la infancia. Sentirse dentro y ver el funcionamiento de una antigua herrería, notando todos sus sonidos, temperaturas y estampas es una experiencia única que nos devuelve a tiempos remotos.

Gracias a la conservación de este monumento, podemos disfrutar de este antiguo mecanismo y vivir el momento como si fuésemos antiguos forjadores.

Conocer la Herrería de Compludo es una experiencia muy educativa y todo un goce para los sentidos. Un rato que quienes se acercan hasta ella nunca olvidan y que se suele contar como uno de las partes más interesantes de cada visita a la comarca del Bierzo.

Por eso, casi puede decirse de este monumento que es una parada obligatoria. Una parada que es un viaje atrás en el tiempo hacia tiempos en que los hombres y mujeres vivían, sí, de una forma diferente a la nuestra. Pero que compartimos, en común, como demuestran los mecanismos de la herrería de Compludo, una extraordinaria capacidad para apañárnoslas con ingenio.

La herrería de Compludo: ¡descubre una industria de la era pre-industrial!

Aunque en los estudios más recientes se considera que la herrería, en sí misma, es del siglo XIX, siempre se pensó que su fundación estaba ligada a la economía medieval de la tebaida leonesa (ahora también llamada «berciana»). En cualquier caso, la tecnología que la llena es de las más arcaicas que se conocen, lo que permite presumir que su instalación allí es realmente previa.

La tebaida fue, en la Edad Media, una zona de monasterios entre el Camino de Santiago y el Valle del Silencio. Algunos de ellos se pueden visitar todavía, como el de Montes de Valdueza, uno de los pueblos del Bierzo que no puedes perderte.

Se sabe que también hubo más herrerías en la zona, a fin de cuenta, los caballos eran el principal medio de transporte de la época. Y la labor del herrero, ¡parte de su «ITV»! Eso sí, ninguna se conserva en el estado que lo hace la herrería de Compludo y mucho menos se pueden ver en funcionamiento.

¿Cómo funciona la herrería de Compludo?

¿Y cómo funciona? Mediante un mecanismo hidráulico que abastece un canal que sustrae agua al río Meruelo. Ese contundente chorro es capaz de hacer girar una enorme rueda que, por cómo está enganchada al martillo pilón, lo hace subir y bajar con su traqueteo.

Por otra parte, el agua hace correr el aire que alimenta el fuelle de la fragua. Luego esta agua vuelve al río, que sigue hasta Molinaseca donde, por cierto, puedes encontrar una de las mejores playas fluviales del Bierzo.

herreria de compludo

Como ves, El Bierzo y la provincia de León tienen mucha historia. No olvides que junto a la herrería de Compludo, la comarca tiene otra muestra de ingenio humano en el paraje de Las Médulas, una antigua mina de oro romana que es uno de los parajes con más encanto que ver en El Bierzo.

Y no muy lejos, en el Val de San Lorenzo, se mantienen todavía formas de industria artesanal con las que se siguen fabricando prendas excelentes como los calcetines de lana merino y mantas de lana artesanales. Quizá te vengan bien para tener los pies calentitos en tu visita para ver cómo funciona la herrería de Compludo.

¿Se puede ver en funcionamiento la herrería de Compludo?

La respuesta a esta pregunta es sí. Y, además, esto es lo que hace que la visita a este monumento sea inolvidable. Podemos ver, de la mano del herrero, y oír y sentir el funcionamiento del mecanismo en una visita guiada. ¡Cuidado con quemarse con el fuego!

Quien nos acompañará en este viaje será el propio encargado, hijo y nieto de herreros que hoy mantiene el saber de su profesión reconvertida en este atractivo turístico. Él es que pone todo en marcha, aumenta y disminuye el caudal para que veamos cómo sube y baja el ritmo del martillo o la intensidad del fuego… nos mostrará cómo funciona este increíble mecanismo que otros avances han dejado obsoleto, pero que forma parte de la historia y la memoria común de toda la especie humana.

Es por todo ello que tienes que ir a ver la herrería de Compludo. En La Moncloa de San Lázaro tenemos comprobado requetebién que entre quienes la visitan no hay otro tema de conversación a la vuelta en nuestro restaurante durante la cena.

Y si viajas con niños… ¡ojipláticos perdidos van a quedar! Es algo que no olvidarán, que les servirá para aprender y para lo que, te lo aseguro, ¡no van a encontrar nada comparable en las dichosas pantallas!

herrería de compludo

Cómo llegar a la herrería de Compludo

La única forma de llegar a la herrería de Compludo es mediante una buena caminata… o en coche. Desde Cacabelos, son unos 45 minutos de conducción. Tienes que llegar a Ponferrada y desde ahí ir por el Camino de Santiago hasta El Acebo, donde deberás desviarte. 10 minutos después, llegarás al aparcamiento.

Verás que durante el recorrido vas a poder disfrutar de hermosísimos paisajes y entenderás de sobra por qué tantos peregrinos con los que te cruzarás viven una experiencia tan maravillosa en El Bierzo.

En tu viaje, te estarás adentrando en la zona de la antigua tebaida. El propio pueblo de Compludo es un must-see de la comarca y, si eres senderista o ciclista, un punto de partida perfecto para perderte. Estás en una antigua área para monjes, caballeros, anacoretas y eremitas. No vas a tardar en notar la magia que hay entre estas lomas y valles. Pero acéptanos un consejo: ¡vente bien calzado o calzada!

Para llegar a la herrería de Compludo solo hay que caminar un poco (¡aunque no te guste demasiado… mira la parte buena de que no haya coches en este rústico entorno!). Es menos de un kilómetro pero es una zona boscosa, húmeda… con lo que eso conlleva. Esta fragua está en medio de la naturaleza y para llegar hay que ir por un camino de tierra. Tenlo en cuenta al preparar tu equipamiento.

Llegar no tiene ninguna dificultad. Y es un paisaje… alucinante. No es difícil imaginar el atractivo de esta tebaida en sus tiempos, junto al Camino de Santiago, para el descanso y la oración de monjes y caballeros. Un lugar con mucho encanto con un pit-stop para renovar tus herraduras de lujo: la herrería de Compludo.

la herreria de compludo

Qué ver cerca de la herrería de Compludo

Lo primero que debes saber es que en El Bierzo todo está bastante cerca. Es por ello que los puntos de interés imprescindibles, como la herrería de Compludo, te lleva conocerlos una tarde o una mañana por lo que, el resto del día, podrás dedicarlo a conocer otro lugar. De ahí que, cuando planees tu visita a este mágico lugar de la herrería de Compludo, puedes completar tu jornada fácilmente cerca.

Como te hemos comentado, si te gusta el ocio ligado a la montaña, como el senderismo o la mountain bike, Compludo es el principio de etapa perfecto para adentrarte en la tebaida y conocer sus senderos y bosques.

Con un poco de suerte puedes entablar amistad con algún corzo o jabalí, o incluso si subes muy alto, con algún rebeco. Vayas donde vayas, equípate bien… y acepta como sugerencia llevarte unas cerezas en aguardiente o unas castañas en almíbar para disfrutar del lugar con un delicioso aperitivo.

herreria compludo

Cacabelos

En La Moncloa de San Lázaro, en Cacabelos, nos encontramos en el centro de la olla berciana. Lo cual nos permite estar cerca de todo, y ser un punto de conexión entre las distintas áreas de la comarca. Te estamos esperando para que vengas a conocer todo lo que puedes ver en Cacabelos durante tu visita al Bierzo. En nuestro hotel La Moncloa de San Lázaro estaremos encantados de alojarte.

Los turistas que nos visitan suelen celebrar que tengamos en nuestra Palloza-Tienda una exhaustiva colección de productos típicos y artesanía del Bierzo que se pueden convertir en un inmejorable souvenir.

En nuestro restaurante, puedes probar la gastronomía más deliciosa del Bierzo. Estamos seguros de que no se puede imaginar un plan mejor que charlar de lo increíble que resulta una visita a la herrería de Compludo degustando un botillo del Bierzo en nuestra casona.

¡No puedes perderte Cacabelos! Es una localidad donde se congregan muchísimas bodegas de vino, otro producto estrella de la comarca. Nada mejor que venir aquí a probarlos y disfrutar de nuestra villa y de tu estancia en alguno de los mejores hoteles de Cacabelos.

Reserva una Habitación en la Moncloa

Los otros «Compludos»: Palacios y Carracedo

Además del núcleo de población ligado a la herrería, Compludo, hay otras 3 localidades que llevan ese «apellido» en el nombre: Espinoso de Compludo, Palacios de Compludo y Carracedo de Compludo.

La primera de ellas se encuentra muy cerca… pero no es accesible directamente en coche desde la zona de la herrería. Tendrías que volver hasta Ponferrada y enfilar en dirección al Morredero para llegar a Espinoso en coche. Eso sí: si te lo piden las piernas, puedes subir la pendiente andando por una senda desde Compludo a Espinoso.

En cambio, donde puedes llegar rápidamente en coche es a Palacios y Carracedo de Compludo. Son pueblos preciosos donde el cuidado por mantener la arquitectura tradicional de la comarca está a la altura de los pueblos más bonitos de León y El Bierzo.

Te van a embelesar los contrastes entre la naturaleza y sus tejados de pizarra. Y te van a quedar muchas ganas de comprobar la calidez de sus muros. No sería de extrañar que después de tu paso por Compludo y sus localidades vecinas te apeteciera pasar un fin de semana en alguna de las casas rurales del Bierzo.

Molinaseca

Para llegar a la herrería de Compludo o para continuar tu visita al Bierzo, pasarás por Molinaseca. No es una mala idea quedarse a pasear por sus calles. Es una localidad muy festiva, con mucha actividad hostelera debido a que es un final e inicio de jornada para muchos peregrinos en la ruta a Compostela.

Si te acercas en verano y te atreves, puedes refrescarte con las aguas del Meruelo, las mismas que mueven el mecanismo de la herrería de Compludo, en su playa fluvial.

Una vez en Molina, tienes muy cerca Ponferrada. La capital del Bierzo cuenta con no pocos puntos de interés para los turistas. Si tienes tiempo, no te pierdas los lugares de interés que ver en Ponferrada, tal y como son su Fortaleza Templaria o el Museo Nacional de la Energía.

Conclusiones

La herrería de Compludo es una pequeña maravilla de las muchas que hacen del Bierzo una tierra fascinante.

Es la pieza mejor conservada de cierto pasado industrial de la comarca y de esa peculiar zona, la tebaida leonesa, que tanto interés creciente despierta. Aquella economía medieval de los monasterios se ha perdido pero en la herrería de Compludo podemos empezar a recuperarla y comprenderla.

moncloa

La labor del herrero que nos acompañará en nuestra visita es fundamental para que el disfrute de la misma sea tan elevado. Pone su conocimiento, su biografía, su pasión, en definitiva, al servicio de los turistas y visitantes, que salen de allí tras haber presenciado un ritual tan antiguo y tan aparentemente rudimentario que esa experiencia no se borra nunca de sus mentes.

Nuestra tierra tiene vestigios de artes y oficios de otro tiempo que hoy son auténticas maravillas que disfrutar y con las que aprender. Piezas que, como los mecanismo de la herrería de Compludo, consiguen que una mañana o una tarde de ocio se convierta en un viaje en el tiempo a eras en las que la humanidad era otra pero no muy diferente a nosotros y nosotras. Esa sensación que transmite es lo que lo hace de la herrería de Compludo un lugar único en el mundo.

Poder contar con algo así en El Bierzo nos mejora como destino para las vacaciones de muchas personas, en cualquier estación o en los fines de semana. Por eso en La Moncloa de San Lázaro nos empeñamos en intentar estar a la altura de las expectativas de quienes vienen a conocer la herrería de Compludo, las Médulas, los bellos pueblos que visitar en los Ancares o la gastronomía de la comarca.

Nuestra meta es siempre el esfuerzo para mejorar y conseguir que quienes nos visiten, quieran repetir. Y que quienes repitan, jamás se arrepientan.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario